El Tribunal Supremo ha elevado una nueva cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la UE para salir de dudas.

El Tribunal Supremo (TS) ha elevado nuevamente una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre la comisión de apertura en los préstamos hipotecarios, que un buen número de entidades financieras cobran a sus clientes por el mero hecho de contratar una hipoteca y considerada abusiva por las asociaciones de consumidores.

Como explica El Confidencial, en su pronunciamiento inicial de julio de 2020 el TJUE cuestionó la cláusula y declaró que la apertura no supone una prestación esencial en el préstamo, abriendo así la puerta a que pudiese ser abusiva. Como informó además el diario el año pasado, el TJUE exigía la devolución de los gastos hipotecarios “salvo que el derecho nacional disponga lo contrario”.

Críticas de las asociaciones de consumidores y usuarios y temor a que los bancos tengan carta blanca para cobrar.

Para el TS, aquella respuesta “no estuvo bien razonada” y “condicionada por el planteamiento distorsionado, pues omitió reproducir la norma española que regula específicamente la comisión de apertura y la diferencia del resto de comisiones”.

Con la cuestión prejudicial elevada ahora pretende despejar las dudas sobre si su jurisprudencia es contraria o no al Derecho de la Unión Europea, en medio de críticas de diversas asociaciones de consumidores y usuarios.

Según Patricia Suárez el hecho de que para el cobro de todas las comisiones se deba justificar que el servicio se ha prestado de manera efectiva excepto para la de apertura “daría carta blanca a las entidades financieras para cobrar lo que quisieran por cumplir con sus obligaciones”.

La presidenta de Asufin (Asociación de Usuarios Financieros) también lamenta que el TS “no solo no acepta su error, sino que acusa a terceros de haber llevado al tribunal europeo a sentencias inducidas. Parece claro que el Supremo lleva bastante mal que desde Europa se le haya corregido en numerosas ocasiones”.

Se trata de la única comisión por la que en España las entidades financieras no deben justificar el servicio prestado.

En 2020, El Confidencial explicaba que “desde el sector financiera señalan que el impacto” de la sentencia europea “será muy limitado para las entidades financieras e insisten en que es necesario que se analice caso por caso, ya que es necesario que primero el juez determine la abusividad de una cláusula para que la sentencia del TJUE tenga efecto”.

“No obstante, las asociaciones de consumidores calculan que hay cerca de 8 millones de potenciales afectados, con una reclamación media de unos 1.200 euros, de tal manera que el impacto posible para la banca, si se declara la abusividad en cada uno de esos casos, podría rozar los 10.000 millones de euros”, agregaba.

Fuente: https://www.elconfidencial.com/vivienda/2021-09-16/clausulas-abusivas-comision-de-apertura-tjue-tribunal-supremo-hipotecas_3290530/